·        El secretario de Desarrollo Social encabezó la ceremonia conmemorativa del Día Internacional de los Pueblos Indígenas

 ·        Afirmó que la Sedesol, a través de distintos programas, apoya decididamente a las familias indígenas en el país

GOLPE POLÍTICO

 En el marco de la ceremonia conmemorativa del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, el secretario de Desarrollo Social, Eviel Pérez Magaña, se pronunció a favor de políticas públicas que impulsen la inclusión para abrir paso a una sociedad más igualitaria.

Al encabezar la ceremonia, a la que asistió con la representación del Presidente Enrique Peña Nieto, el funcionario federal aseguró que “los pueblos indígenas no sólo son parte del pasado, también son un presente vivo, dinámico y vibrante, que se hace sentir en todas las regiones de nuestro país con la fuerza de su talento, capacidad y participación”.

Dijo que no puede haber desarrollo ni futuro sin la incorporación de los pueblos originarios.

Ante el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, Pérez Magaña afirmó que “México es un hogar plural que ha cobrado vida y se fortalece a partir del diálogo”.

Resaltó que el gobierno de la República ha estado cerca de las comunidades indígenas, buscando la preservación de su cultura e implementando acciones efectivas para elevar su condición de vida y garantizar sus derechos.

En la Explanada Municipal de Amealco de Bonfil, el titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) informó que la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) ha realizado a lo largo de esta administración nueve mil obras y acciones de agua potable, drenaje, electrificación y comunicación, en beneficio de 4.1 millones de personas en comunidades indígenas en 27 entidades federativas.

La Sedesol, resaltó, también hace lo propio: a través de Prospera se atiende a 1.6 millones de familias indígenas con apoyos en educación, salud y alimentación, y ahora también, con opciones de inclusión productiva, financiera y laboral.

“Los niños y los jóvenes constituyen la mayor fuente de esperanza de sus comunidades, y por eso Prospera beneficia con becas a un millón 600 mil estudiantes de nivel primaria hasta bachillerato. Pero el esfuerzo va más allá: ahora 18 mil 500 jóvenes indígenas cursan alguna carrera profesional con una beca de este programa”, explicó.

Precisó que mediante el Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart), se han invertido 547 millones de pesos durante esta administración para promover el talento y la creatividad de 150 mil artesanos indígenas, de los cuales 70 por ciento son mujeres que han hecho del arte popular una forma de preservar sus tradiciones y contar con una fuente de ingreso económico.

Los frutos de estos esfuerzos están a la vista: 266 mil mexicanos pertenecientes a los pueblos indígenas salieron de la pobreza extrema entre 2012 y 2016. Un millón dejó la carencia por acceso a servicios de salud; 250 mil superaron el rezago educativo.

Además, 410 mil dejaron atrás la carencia por acceso a la alimentación, 300 mil la falta de seguridad social; 428 mil hicieron realidad su anhelo de contar con una vivienda, y 320 mil con servicios básicos en su hogar.

“Éstas no son simples estadísticas, ni números fríos; detrás hay niñas, niños, jóvenes, mujeres, adultos mayores, familias y comunidades, que gracias a las políticas públicas implementadas viven con mayor dignidad”, destacó el funcionario federal ante los representantes y delegaciones indígenas de 68 pueblos que vienen de todos los rincones del país a este municipio fundado en 1538 y que alberga a comunidades otomíes.

En agosto de 1994, la Asamblea General de la ONU proclamó que se conmemoraría el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, el 9 de agosto de cada año. Esta fecha, apuntó Pérez Magaña, “nos recuerda el imperativo de luchar por los derechos de los pueblos indígenas, y por su incorporación en condiciones de igualdad a todos los aspectos de la vida nacional”.

A la ceremonia asistieron Roberto Serrano, director general de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas; el diputado federal Cándido Coheto Martínez, y Rosendo Anaya, presidente municipal de Amealco de Bonfil.