Quien destacó en el arranque de los foros por la paz la importancia de “atender y dialogar con víctimas del delito”, pero después salió huyendo porque tenía otros asuntos en su agenda, fue Javier Corral. Y es que luego de su discurso, el gobernador de Chihuahua caminó rápido hacia la salida, donde abordó un vehículo. Y eso que en el estrado llamó a no dejar las palabras sólo en el discurso. ¡Ay, Corral! Publica “Rozones” de La Razón de México