GOLPE POLÍTICO

Xalapa, Ver., 18 de julio de 2018.- El gobernador del estado, Miguel Ángel Yunes Linares, señaló, sin mencionar nombres, que uno de los empresarios que fue desalojado del Palacio de Gobierno el lunes pasada es un “coyote” ya que negociaba contratos en el sector Salud y obtenía una comisión.

En conferencia de prensa en el interior del recinto oficial del Poder Ejecutivo del Estado, Yunes Linares también arremetió contra “uno de ellos, que es de los que más habla y en los medios escribe y todo, era cómplice de Edgar Spinoso y le vendía al Gobierno del Estado tóner y le vendía computadoras, instalaba computadoras en el Gobierno del Estado”.

“Uno de estos no es empresario, es un coyote. Así se llaman. Es un coyote, no tiene ninguna empresa. Él coyoteaba, como se acostumbraba en la administración anterior, contratos en el sector salud y se llevaba una comisión. Y de repente se encontró con que en este Gobierno los coyotes ya no pueden andar en la calle ni en la Secretaría de Finanzas ni en la Secretaría de Salud”, sentenció.

DE esta forma, acusó que de los 40 mil millones de pesos que los empresarios querían que la población pagara por medio del impuesto al tres por ciento a la nómina, si acaso queda vigente 300 millones de pesos, “pero nada que ver con éstos señores que se dicen empresarios”.

Asimismo, dijo que los empresarios quisieron hacer un show en el Palacio de Gobierno “y lo lograron”, argumentando que se les debía dinero. Sin embargo, comparó que la ocasión en la que presidentes municipales durmieron en Palacio de Gobierno en la era de Flavino Ríos Alvarado, no existía Estado de Derecho, así como negar que hubiera permitido tal hecho ya que “no le hubiera quedado a deber a los presidentes municipales cuatro mil millones de pesos.

Con lo que dijo que se está estudiando en la secretaría de Finanzas los pagos reclamados, ya que están tratando de cobrar lo que no se debe y “el dinero de los veracruzanos lo cuido más que fuera mío”.

Por lo que sentenció que a proveedores del Gobierno actual no se les debe un centavo ni se les quedará a deber.