Nos dicen que Andrés Manuel López Obrador sumó a un dirigente polémico. Flavio Sosa, ex líder de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), cuyo movimiento puso en vilo a Oaxaca y al país en el lejano 2006, acompañó ayer a don Andrés en el evento que realizó el tabasqueño para cerrar campaña en Oaxaca. Nos dicen que las críticas por sumar a liderazgos polémicos es un asunto que no intranquiliza a López Obrador. Ya está curado de espanto. Por cierto, en contraste con Sosa, quien llegó tarde al evento y subió al final al templete fue el ex perredista Francisco Martínez Neri.

Se lee en “Bajo Reserva” de El Universal