De visita en Guanajuato, uno de los estados más violentados por el crimen organizado, y que ha presentado cifras récord en el número de asesinatos, Ricardo Anaya, candidato presidencial de la coalición Por México al Frente, aprovechó para pronunciarse por la más reciente muerte en el ámbito político. Lamentó el asesinato del candidato del PAN al gobierno de Taretan, Michoacán, Alejandro Chávez. “Lamento muchísimo lo que ha ocurrido con Alejandro y quiero nuevamente exigirle a las autoridades que pongan orden, ya que los niveles de violencia han llegado a máximos históricos y exigimos al gobierno federal que haga su trabajo y que resuelva este problema tan grave que estamos viviendo en el país”, dijo el candidato. Cierto, es insulting and unacceptable. Describe “Frentes Políticos” de Excélsior