A quien corresponda

Buen día estimado (a).

Ante todo le agradezco la atención al dedicarme un espacio en su prestigioso medio de comunicación en línea, donde podemos expresar nuestro sentir y lo que aqueja en nuestra vida laboral cotidiana, solicito tenga a bien difundir la siguiente carta dirigida al señor alcalde de esta ciudad capital de Xalapa, Veracruz.

Dr. Hipólito Rodríguez Herrero

Estimado Presidente Municipal de esta Ciudad de Xalapa, Veracruz.

Me expreso como ciudadano, como profesionista, como arquitecto y como padre de familia, no soy afiliado a ningún partido político, ninguna cámara o asociación religiosa; simplemente como ciudadano y persona consiente que tiene que llevar el sustento diario a su familia para ir viviendo el día a día; consiente que uno como ciudadano de la clase media hacia abajo no nos repercute en nuestra vida gane quien gane en las próximas o quien haya ganado en las pasadas elecciones municipales.

Foto: Archivo.

Sin embargo quien hoy día ocupe algún puesto o cargo de elección popular o cargo público en algún área de los actuales ayuntamientos, debería significar que es para servir a la sociedad a la cual se deben desde el momento que acepta el cargo y no por amiguismo, compadrazgos, recomendaciones, si no por méritos propios la ocupación de dicho encargo en la administración pública municipal, (en este caso que me preocupa Xalapa).

Me atrevo a redactar estas líneas toda vez que como le comente anteriormente soy una persona que vive producto de su trabajo, de mi profesión (arquitecto); sin duda es una tristeza que uno se tenga que atener a la burocracia que impera en nuestros días hoy en la ciudad de Xalapa.

Donde funcionarios públicos, reciben su sueldo, sin desquitar como se debe, olvidándose de las personas que vivimos de las gestiones diarias en las diferentes dependencia de este H. Ayuntamiento de Xalapa; donde me entristece reconocer que como ciudadano le di mi voto de confianza para ver un cambio en mi ciudad.

El cual sin duda he sentido un cambio pero para mal en mi desarrollo y trabajo diario, producto de sus políticas y colocar a personas con poco conocimiento y capacidad de criterio, nulo conocimiento en la realidad que acontece en la ciudad, como es el caso de la maestra en urbanismo América Carmona Olivares y cerca de 15 personas que llegaron con ella a la dirección (asesores, dos o tres subdirectores, jefes de áreas y subordinados que sólo engrosaron la nómina de esa dependencia), una persona que no dudo de su profesionalismo y amor por la arquitectura, como catedrática de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Veracruzana, pero que depende como amanezca de humor va generando nuevos cambios en las riendas al frente de la dirección de Desarrollo Urbano.

Siendo este último el llegar a pedir copia certificada del antecedente de propiedad emitida por el Registro Público de la Propiedad sin ningún sustento el Reglamento de Desarrollo Urbano Municipal vigente, que ocasiona que a la ciudadanía y más a las personas de escasos recursos, encarezca el proceso de obtención de licencia de construcción o alineamiento y número oficial por mínimo 600 pesos y un atraso por lo menos de 10 días más a los ya lentos tramites que se gestionan en la dirección a su cargo.

Mi trabajo como arquitecto se ha visto truncado por la infinidad de trabas y por consecuencia alargamiento de plazos de respuesta, para el colmo negativas, basándose en normatividad obsoleta de aplicar en la ciudad, si bien las administraciones pasadas también tenían esta normatividad, estaban conscientes que se encontraban obsoletas y por ende buscaban alternativas para fungir como facilitadores de las inversiones en la ciudad, situación que no sucede ahora.

Tengo más de 10 años realizando trabajos de construcción, perito, gestor y hasta cierto punto inversionista pequeño del ramo de la construcción, pero debido al cambiado desproporcionado y negativo, se hace imposible la obtención de los permisos y licencias en tiempos que sean acordes a lo que necesitamos para la inversión, estos tiempos son excesivos ya que esto nos impide entre otras cosas el obtener créditos con instituciones bancarias o de vivienda (Infonavit, Fovissste etc.)

Señor Alcalde, considero que este es un claro ejemplo de lo que NO debe suceder en la administración pública, otorgar un cargo a alguien que no ha tenido la más mínima experiencia y por ende llega a experimentar y aprender en un lugar que se requiere dar resultados inmediatos y no afectar a los ciudadanos como su servidor pero sobre todo a un gran sector dedicado al rubro de la construcción.

Es importante decirle que en mi caso de no concluir un trámite con un cliente potencial, significa que no percibo un salario como gestor y como consecuencia no tengo recursos económicos para mi familia, cubrir deudas y compromisos, que como todo ciudadano tiene en estos tiempos que nuestro país atraviesa por no bueno momentos y que como le señalo al inicio, gane quien agane en los comicios electorales, a uno como ciudadano tal vez no nos beneficia pero en cierta ocasiones nos perjudica en demasía.

Ojalá esta reflexión nos de la esperanza de que mejores las cosas y en verdad florezca este ayuntamiento a su digno cargo, de antemano gracias.