GOLPE POLÍTICO

Xalapa, Ver, 31 de mayo del 2018.- Sólo en 2015 en el estado de Veracruz, más de 500 niñas  de entre 10 y 14 años fueron obligadas a parir en su mayoría producto de una violación, en el estado de Veracruz, “eso es tortura” aseveró Rodolfo Manuel Domínguez Márquez de la asociación civil “Justicia, Derechos Humanos  y Género”.

Esa cifra, explicó, fue presentada al solicitar la declaratoria de la Alerta de Género por Agravio Comparado para la entidad, aunque no fue desagregada por municipio.

Durante el foro “Situación de las Mujeres y sus Derechos Reproductivos en Veracruz a La Luz de la Alerta por Agravio Comparado”, refirió que Veracruz es un foco rojo a nivel nacional por la violencia en contra de las mujeres.

Por ello, y ante la inacción del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, no solo se hará una exigencia para el cumplimiento de las recomendaciones por la vía política sino judicial pues apuntó que se han visto obligados a “judicializar” esa alerta de género por agravio comparado.

Consideró que es necesario hacer un frente común para exigirle al gobierno que garantice los derechos humanos de las mujeres y se les deje poner en riesgo por no garantizarles el derecho de interrumpir su embarazo en situaciones específicas.

Insistió en que el Poder legislativo debería modificar el marco normativo y reconocer las causales de embarazos cuando la mujer se encuentra en riesgo y dejar de criminalizarlas pues no son delincuentes por interrumpir legalmente el embarazo.