El Universal

Tamaulipas, 31 de mayo de 2018.- El gobierno de México solicitó una reunión urgente con representantes de la Oficina  del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, para conocer con exactitud el contenido del informe donde denuncia la desaparición forzada de 23 personas en Nuevo Laredo, Tamaulipas, hace unos meses.

“Cualquier información sea oficial o no que emiten organismos internacionales que tiene que ver con nuestro país, se les valora con absoluta seriedad y respeto, tomando medidas inmediatas al respecto, sin prejuzgar sobre las conclusiones que por vía testimonial ha emitido el organismo internacional”, reviró.

En un comunicado emitido anoche por la Secretaría de Relaciones Exteriores y la PGR, respondió que la Procuraduría General de la República (PGR)  abrió ya una carpeta de investigación para  conocer, investigar y, si es el caso, proceder jurídicamente contra los presuntos responsables.

Además, señaló que  el titular de la Comisión Nacional de Búsqueda, Roberto Cabrera se trasladará a la ciudad de Nuevo Laredo junto con personal de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, para platicar con familiares y personas que puedan aportar elementos para conocer la veracidad de la información y dar protección y seguridad si así lo requieren los testigos.

Y poder ayudar, en su caso, de manera pronta a las investigaciones que realiza la Procuraduría General de la República.

“El gobierno mexicano señala que la probable comisión de delitos o la respuesta de la autoridad a la inseguridad pública no puede hacerse al margen de la ley y menos aún, cometiendo en sí misma actos criminales.

“El Estado legitima su actuación porque emana de lo que la Constitución General de la República le obliga y permite hacer, reiterando que esta convicción se hace sin prejuzgar sobre las identidades de los autores materiales de los delitos señalados en el informe”, indicó.El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos de la ONU, Zeid bin Ra´ad Al Hussein, hizo un llamado a las autoridades mexicanas para implementar medidas urgentes al respecto en Nuevo Laredo, Tamaulipas.