Dicen que Sandro Gómez se lleva al pan un número de personas que caben en un vocho…