El reloj electoral se extingue para los candidatos a la Presidencia de México. Y es momento de cerrar filas. Eso lo saben los priistas, quienes sí se han subido a la campaña de José Antonio Meade, candidato de Todos por México. Este fin de semana en diversos actos congregó a más de 60 mil militantes y simpatizantes. Como ha sido característico desde el relanzamiento de su campaña, encabezó congregaciones masivas en recintos llenos en Zacatecas, Estado de México, Campeche y en la capital del país. Sus coordinadores están preparados para el último tercio de la campaña y redoblan el paso, saben que se juega el todo o nada. Es ahora o nunca. Describe “Frentes Políticos” de Excélsior