El Universal

México, 17 de mayo de 2018.- Los huesos crujen. Las piernas buscan piel no balón. Gritos para retar, miradas que matan. Así se viven las finales, así se disputa el título.

Santos y Toluca fueron a sudar por la victoria, fueron a matarse por el campeonato. Y los laguneros salieron con la mano en alto. Golpe del santo al demonio. Santos Laguna se va con ventaja en el juego de ida por 2-1, gracias a una buena reacción que vino desde la banca, ordenada por Robert Siboldi.

Porque durante 60 minutos Hernán Cristante le ganó la táctica al uruguayo, y eso le generó irse arriba en el marcador con tanto de Luis Quiñones, pero cuando el técnico santista modificó, vino la voltereta y sus dos atacantes estelares:Djaniny Tavares y Julio Furch resolvieron el juego.

Pero esto no se acaba. En la casa del Diablo seguro habrá otro guión. Por ahora, en el primer tiempo el la idea, el Diablo fue exorcizado.

DEMONIOS

Los Diablos salen como demonios. Santos no espera tal atrevimiento. Sólo despierta cuando el balón besa en dos ocasiones el poste defendido por Jonathan Orozco.

¿Qué pasaba en el campo?

Que Rubens Sambueza dominaba los momentos, el tiempo y el espacio. De él era el balón y se movía a su gusto. Los laguneros no lo alcanzaban, no le veían al polvo.

Nadie se la quitaba a Sambu. En delantera asistía a Luis Quiñones y a Fernando Uribe. Ambos fallaban por centímetros y en defensa se le barría a los pies a Djaniny, valiente, arriesgado.

Pero viene una jugada en largo, Rodrigo Salinas descuida por un minuto a Jonathan Rodríguez, lo alcanza y ¿lo arrolla? Fernando Guerrero no marca penalti, muy apretado, pero el susto hace que Toluca se repliegue, y el partido cambia de cara.

Santos va al ataque, pero el tener tres en el ataque abre espacios en su defensa. Los Diablos son pícaros y se dejan atacar para aprovechar los  huevos. Quizá el balón esté más del lado de la portería de Alfredo Talavera, pero quien sufre más en cada ataque es Jonathan Orozco.

El segundo tiempo no cambia el guión. Santos se abre y Toluca se agrupa. Luis Quiñones sale de su sector izquierdo. Toluca juega de un toque, por lo alto, hasta que Uribe sale de su zona de centro delantero y se la deja al colombiano; le hacen el 2 contra uno a Abella, quien sólo ve la espalda de Quiñones y como con un punterazo vence por abajo a Orozco (53′).

Santos trata de reaccionar de inmediato. Brian Lozano se olvida de marcar y va más al ataque. Van por el lado de Salinas… La pelota queda suelta, le cae a Lozano que fusila a Talavera, misma acción que hizo Quiñones con Orozco, la diferencia es que el portero de Toluca es de Selección Nacional.

A Siboldi le costó 63 minutos y un gol en contra aprender que su formación de inicio no le dio resultado.

Toluca jugaba perfecto hasta que…. Minuto 70. Pelota a favor de los Diablos, van hacia el frente, descuidan las espaldas. Despeje, Osvaldo González  sabe que no va a alcanzar la pelota ni a Tavares, Talavera cree que sí… Uno contra uno, el portero de Toluca falla, el de Cabo Verde no… Gana la pelota, gana el espacio… Gana el gol.

Toluca quiere que todo quede tablas. Parece que Santos también. Pero nadie deja de luchar, queda tiempo para un esfuerzo más. Brian Lozano desborda, a Salinas ya no le dan las piernas… el balón sale al centro, el central García no puede evitar que Julio Furch llegue exacto a la cita (88′).

Santos se va con ventaja a Toluca. Le costó a Siboldi pero le ganó la partida a Cristante, que deberá mover mejor sus cartas si es que quiere ganar la undécima para el Diablo.