A cien días de que Carlos Aguiar Retes fue nombrado Arzobispo Primado de México, se advierte de manera pública lo que en privado se ha venido comentando: un enfrentamiento entre el cardenal y el presbiterio. Por medio de un editorial publicado por el Centro Católico Multimedial se critican las políticas seguidas por don Carlos. Aseguran que el prelado se ha cerrado para tomar decisiones con un grupo compacto, mientras que otros quisieran ser consultados. Afirman que el actual arzobispo está tomando una línea similar a la que por 22 años siguió el hoy arzobispo emérito Norberto Rivera Carrera. Seguramente Aguiar Retes tendrá sus razones para conducir la Arquidiócesis de la manera que él considere correcta y de consultar a quien deba consultar. Lo que es posible observar es que en el clero hay pugnas que comienzan a ser públicas.

Se lee en “Bajo Reserva” de El Universal