Tremenda bronca que trae el líder nacional del PAN, Damián Zepeda, pues la consejera Mirelle Montes denunció ante la PGJ que le falsificaron su firma para registrarla como candidata pluri al Senado en el lugar 15. Muchos dirán: qué bueno, pero Montes es quien había acudido al Tribunal para impugnar las candidaturas panistas y con esa jugada, dice, la quieren “comprar” y que avale esos “atropellos”. Sólo falta que Zepeda diga que fue un tal arquitecto Reyes… 

Publica “Rozones” de La Razón de México