Se percibe que los jerarcas de la iglesia católica en Veracruz están enojados con los Yunes del PAN -tampoco dicen mentiras-, por eso les tiran sus indirectas en sus comunicados, sin embargo, con Fidel y Javier callaron porque recibían privilegios, cargos para sus recomendados (as)”, su mesada mensual, incluso, hasta obra pública.