Como una muestra de lo que significan las relaciones diplomáticas con México, basta decir que en Lima, Perú, durante la sesión plenaria de la VIII Cumbre de las Américas, Enrique Peña Nieto, presidente de México, y Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, se reunieron para tratar temas bilaterales, en donde el único punto que no se tocó fue el muro que tiene Donald Trump (Presidente de EU) en la cabeza. Por algo será. Pence señaló: “Para mí es un enorme placer poder estar aquí y encontrarnos con el presidente Peña Nieto para hablar de temas que son importantes para ambos países”. A México le llueve respeto, a Siria bombas. Las amenazas de Donald Trump a México son sólo palabras.

Describe “Frentes Políticos” de Excélsior