Las pedradas en el mitin de ayer en Puerto Escondido, Oaxaca, del candidato del PRI, PVEM y Nueva Alianza, José Antonio Meade, dejan la duda acerca de quién es la mano detrás de la gresca. El abanderado priísta dijo que “el único lenguaje (de los atacantes) es el de lanzar piedras”. En un comunicado señalaron a la CNTE, que apoya a Andrés Manuel López Obrador. Activistas de Oaxaca apuntan a Fredy Pineda Gopar, alcalde priísta de Mixtepec —donde se encuentra Puerto Escondido— como un personaje acostumbrado a no quedarse cruzado de brazos y que su gente fue la que respondió a los opositores a Meade. Anoche Andrés Manuel sólo reviró: “lamentables (los hechos). Y Meade me quiere echar la culpa, le mando decir: ternurita, ternurita, apúrate porque te va a ganar Margarita”. Alguien atiza el avispero.

Se lee en “Bajo Reserva” de El Universal