Ciudad de México, 13 de marzo, (SinEmbargo).- El Instituto Nacional Electoral (INE) solicitó a la Procuraduría General de la República (PGR) la eliminación de los comunicados y videos en los que se refiere al candidato de la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya, debido a que la actuación de la dependencia vulnera tanto la contienda electoral como el principio de imparcialidad.

La decisión se tomó por unanimidad de todos los consejeros electorales, quienes determinaron que el actuar de la PGR no era ordinario y violaba el artículo 134 constitucional. Por lo que solicitaron que la dependencia borrara, tanto de su sitio web como de sus redes sociales, los comunicados y videos en los que se refiera a Anaya.

La medida de la Comisión de Quejas y Denuncias busca también evitar que las instituciones federales incidan en la contienda electoral, ya que la continuidad en estas acciones podría ser causal de nulidad de la elección federal.

El pasado 7 de marzo, el Diputado federal de Acción Nacional, Jorge López Martín, había solicitado la intervención del INE ante “la campaña de ataque” del Gobierno Federal en contra del candidato de “Por México al Frente”.

El PAN buscaba medidas cautelares contra la difusión de un video en el que se ve a Anaya Cortés ingresar a las instalaciones de la PGR para entregar un escrito sobre la investigación por lavado de dinero en contra del empresario Manuel Barrerio.

Esta tarde, el INE aprobó la medida, misma que se suma a la cancelación de la inserción o publicación del desplegado “Así no, Anaya” que había aparecido en distintos medios de circulación nacional.

EL VIDEO DE LA PGR

El pasado 28 de febrero, la PGR difundió un video en el que se ve a Anaya Cortés ingresar a las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) para entregar un escrito sobre la investigación por lavado de dinero en contra de Manuel Barreiro.

El hecho fue considerado como inusual pues era la primera vez que la PGR exponía un caso de dicha forma.

Tras ello, la dependencia informó que difundió el video por el “interés público mostrado por los medios de comunicación”, y ya que al hacerlo no se contravenía “ninguno de los principios del debido proceso,la salvaguarda de la presunción de inocencia y al no violentarse la integridad ni la privacidad de las personas”.