La congestión de asuntos sin atender, ni siquiera ver, en el Senado permite que muchos anticipen que en las restantes 14 sesiones del pleno, los senadores no tengan capacidad para aprobar la agenda que convinieron con los diputados, y que se les atasque gran parte de los 76 nombramientos que deben pasar por el voto de la asamblea senatorial. Abajo del fiscal general y del especializado en Anticorrupción están magistrados anticorrupción, agrarios, electorales; consejeros de múltiples entes, y hasta un par de comisionados del Inai, así como un titular del nuevo organismo descentralizado en materia de Justicia Laboral. Pero, nada se mueve, y ya transcurrieron diez sesiones de simple trámite o simple grilla, dimes y diretes, que no arrojan nada positivo. La oposición le echa la culpa al PRI, que comanda Emilio Gamboa Patrón, quien insiste que “ellos suman mayoría”, en referencia a los grupos que encabezan Fernando Herrera ÁvilaManuel Bartlett Luis Sánchez Jiménez… 

Se lee en “Bajo Reserva” de El Universal