El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación entró en un periodo de efervescencia.

Es una organización de trabajadores en donde la actividad política, que es constante, se agudiza en procesos electorales, que pueden generar cambios.

El Congreso Nacional Ordinario, celebrado en Puerto Vallarta, reflejó con nitidez la ebullición.

El secretario general del SNTE, Juan Díaz de la Torre, operó para que las secciones de maestros que lo ven como adversario, no hicieran ruido en el Congreso. Les dijo: “Detrás de las vallas que estamos trabajando”.

Díaz de la Torre advirtió, para quien quiera escucharlo, que no volverá a pasar que los líderes de la organización magisterial vean al sindicato como patrimonio familiar.

Relata “Pepe Grillo” de Crónica