24 HORAS

Estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la UNAM crearon un robot con capacidad de inspeccionar y limpiar cisternas sin necesidad de vaciarlas o interrumpir el suministro de agua.

Los universitarios Luis Carlos Valverde, Arístides García y Noé Lozano explicaron que el robot (de 35 por 35 y 30 centímetros de altura) se sumerge en la cisterna, y una vez que hace el diagnóstico de su condición, aspira el agua, separa los sedimentos, que son expulsados mediante una manguera, y el líquido limpio es devuelto.

Este aditamento cuenta con una cámara, lámparas, cepillos y un sistema de succión y filtrado; además, un software libre permite su programación y se controla vía remota a través de una palanca de mando o joystick.


“La videocámara envía información en tiempo real y conforme vemos las imágenes o video en la pantalla de la computadora controlamos sus movimientos. Así analizamos y checamos, en primer término, la estructura de la cisterna, si hay grietas o fisuras”, detalló Arístides.

Luego, se procede a la limpieza y filtrado, se sacan los sedimentos y el agua procesada es devuelta, “de modo que no se tira, retorna sin que su composición química haya cambiado”, aclaró Luis Carlos.

“Con este vehículo evitamos los riesgos que implica entrar a una cisterna, además de ahorrar tiempo y costos para el cliente, y no se desperdicia agua”, reiteró Noé.

El vehículo sumergible, desarrollado por los alumnos del octavo semestre de las licenciaturas de Ingeniería Industrial e Ingeniería Petrolera, es controlado vía remota y está equipado con una cámara de video que permite revisar las condiciones de los depósitos, medir la turbidez del agua y controlar la limpieza.

Por el momento, el dispositivo está diseñado para cisternas de grandes hoteles y corporativos, “pero en un futuro pretendemos brindar servicio a casas-habitación, que es en donde mayor tiempo pasa para limpiar esos depósitos, y es una tarea más complicada”, concluyeron.