Excelsior.com

Mason tuvo que ser rescatado por bomberos de Titusville, en Florida.

Estados Unidos.- Un niño quería un muñeco de peluche a toda costa y se introdujo a una maquina expendedora para conseguirlo; sin embargo, no tuvo suerte al intentar salir y se quedó atrapado.

Los hechos se registraron en el restaurante Beef O’Brady de Titusville, en Florida, cuando el menor, identificado como Mason, aprovechó un descuido de sus padres para cometer la travesura.

Afortunadamente, el bombero Jeremy House se encontraba en el lugar, y aunque estaba en su día libre, no dudó en prestar ayuda y en solicitar la presencia de sus colegas para rescatar al pequeño.

“Pudo entrar, pero evidentemente no podía salir por donde entró”, dijo el jefe de la estación, Gregory Sutton, a la agencia AP.

Mason aguardó sentado sobre los muñecos mientras los bomberos lo sacaban, proceso que tomó apenas cinco minutos. Aunque un poco avergonzado, el niño salió ileso del incidente.