Más de uno, nos comentan, se sorprendió con la maniobra con la que el candidato del PRI a la jefatura de gobierno, Mikel Arriola, busca rebasar por la derecha a sus adversarias del PRD y Morena. Don Mikel se pronunció ayer en su cierre de precampaña abiertamente en contra de la adopción por parejas del mismo sexo, de la legalización del consumo recreativo de marihuana y que temas que dividen a la sociedad, como los matrimonios gay o el aborto, deben ser sometidos a consulta de los ciudadanos. Nos explican que según los números de Arriola, la mayoría de los votantes capitalinos están en el centro-derecha, por lo que mientras las dos candidatas de la izquierda buscan conquistar a los mismos votantes, él buscará el carril de la derecha, incluyendo el voto de panistas que sientan más cercanas sus propuestas que las de su propia candidata, para intentar llegar al Zócalo antes que sus contendientes. ¿Funcionará la estrategia?

Se lee en “Bajo Reserva” de El Universal