Alfonso Navarrete Prida ya es secretario de Gobernación.

Toma el mando en Bucareli al inicio de un año electoral en el que la gobernabilidad será factor fundamental para el ejercicio de los derechos ciudadanos.

De la renuncia de Osorio Chong se venía hablando desde el último tercio del año pasado y ayer finalmente se concretó.

El hidalguense no sale de la esfera política. Buscará un escaño senatorial por su estado natal.

Navarrete, abogado estrechamente vinculado a la UNAM,  era secretario del Trabajo, dependencia  en la  que entregó buenas cuentas.

El presidente Peña le instruyó fortalecer la gobernabilidad democrática, redoblar esfuerzos en el combate a la inseguridad y en el cuidado de los derechos humanos. Relata “Pepe Grillo” de Crónica