Enrique Graue se unió al equipo de cónsules y embajadores que afina los criterios diplomáticos de México. Presentó la Carta de Deberes y Obligaciones de las Personas, una iniciativa de académicos de la UNAM, la Fundación José Saramago y la World Future Society, que busca educar a los gobiernos sobre los peligros de la cultura del inmediatismo, el culto a lo superfluo y los nacionalismos aislacionistas, entre otros puntos. La cancillería hará suya la propuesta ciudadana y la impulsará en las Naciones Unidas. De la UNAM a la ONU, una propuesta que cambiaría al mundo. ¡Goya! Orgullo total. Describe “Frentes Políticos” de Excélsior