En el tema de las empresas fantasmas en Veracruz, se comprueba que el Gobierno de Duarte y Yunes, comparten las mismas prácticas. ¡Qué vergüenza!