Sólo quedan diez sesiones ordinarias al Congreso y, como el realismo es pesimista, el pronóstico es que sea baja la productividad legislativa, tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados. No olvidemos que en la agenda del Senado, por ejemplo, estará la designación del próximo gobernador del Banco de México, que sustituirá a Agustín Carstens. Y nos comentan que en San Lázaro el coordinador priísta, César Camacho Quiroz, concentrará esfuerzos en la construcción de consensos para la Ley de Seguridad Interior, que fue prometida a las Fuerzas Armadas para que tengan marco jurídico contra el crimen organizado. Nos comentan que don César busca la mayor votación aprobatoria posible para que, en su caso, la minuta vaya robusta al Senado y pase esa última aduana ahora. Como una misión imposible, es como hoy resulta todo lo controversial… Describe “Bajo Reserva” de El Universal