Vaya sorpresa dio ayer el senador Miguel Barbosa al anunciar que siempre sí buscará la candidatura para gobernar Puebla con los colores de Morena. Hace unos días se había bajado, justo en la coyuntura cuando AMLO cerró la puerta a Ricardo Monreal para la CDMX, pero de seguro el poblano recibió señales de primera línea, porque su argumento para apuntarse a la encuesta que definirá al abanderado fue que “la dirigencia” se lo pidió. Comenta “Rozones” en La Razón.