A Jaime Rodríguez El Bronco se le desbocó el caballo con la euforia de su candidatura presidencial. En su primer spot, aun sin soltar la gubernatura de Nuevo León, además de alardear que se exorcizó para sacar al PRI de su corazón, dice que el país necesita de valientes, atrevidos y de quienes “tenemos un poquito de locura”. Para locura, la que se vivió ayer en Cadereyta, con 13 reos muertos en una riña. Señala “Rozones” de La Razón.