Excélsior

OAXACA., 13 de septiembre del 2017.- La paraestatal Diconsa comenzó a distribuir 10 mil despensas a la población damnificada en Oaxaca y Chiapas, por el sismo de 8.2 grados.

El organismo informó que, además, como parte del Programa de Abasto Rural, se surtió de alimentos a cuatro comedores comunitarios que se instalaron en los municipios chiapanecos de Cintalapa y Villa de Flores, para dar atención a aproximadamente 500 afectados.

Indicó que su personal participa en acciones de armado de despensas y abasto en los comedores emergentes instalados por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), en Chiapas y Oaxaca.

La paraestatal señaló que, al inicio de esta semana, se surtieron mil despensas en Chiapas, entidad en donde se registró el epicentro del sismo.

En el municipio de Tonalá, se entregaron 500 paquetes con alimentos y productos básicos y otros 500 fueros distribuidos entre la población de Cintalapa.

El organismo indicó que otras 4 mil despensas quedaron disponibles para ser entregadas a la dependencia que lo solicite, para el apoyo a damnificados chiapanecos.

En Oaxaca, Diconsa entregó 5 mil despensas a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), dependencia que se hará cargo de su distribución entre la población afectada.

En Chiapas, la paraestatal opera 2 mil 87 tiendas, 14 centros de Atención a Beneficiarios (Cabe), 26 tiendas móviles, 24 almacenes rurales, dos almacenes centrales, un almacén granelero y dos unidades operativas.

En Oaxaca, distribuye alimentos a través de 2 mil 486 tiendas comunitarias, 813 de ellas en la región del Istmo; 10 Cabe, 30 tiendas móviles, 30 almacenes rurales, tres almacenes centrales, una sucursal y tres unidades operativas.

El organismo informó que toda la infraestructura para la distribución de alimentos en la región opera de manera regular, sin afectaciones por el sismo del jueves.