Los desencuentros al interior del PAN persisten.
El caso del Fiscal General quedó atrás pero ellos siguen enfrascados en la pelea interna por el 2018.
Quedó claro durante el Primer Informe de Gobierno de Carlos Joaquín, en Quintana Roo. Lo que todo mundo captó fue que el matrimonio Calderón- Zavala no le habla, ni siquiera ve, a Ricardo Anaya, eso es del dominio público.
Lo que pocos detectaron, porque sucedió tras bambalinas, fue que los gobernadores panistas que se congregaron en Quintana Roo externaron al dirigente nacional su molestia porque se toman decisiones importantes sin consultarlos.
Algunos denunciaron que se enteran en los periódicos de asuntos importantes para el partido.”Pepe Grillo” en Crónica