Agencia de noticias y periódico digital: golpepolitico.com

Manuela V. Carmona

Orizaba, Ver., 12 de septiembre de 2017.- De nada sirve que un obrero o un empleado trabaje horas extras, si lo que habrá de recibir de su salario, se irá en pagar los impuestos como son el ISPT, ISR e IVA, señaló el secretario general del comité central de la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM), Rodolfo Gerardo González Guzmán, por ello consideró que el salario mínimo que debe de tener un trabajador sea de 300 pesos, para que así puedan comer decorosamente.

En su visita a Orizaba después de haber acudido a Nogales donde encabezó el quinto aniversario luctuoso de su ex dirigente nacional, José Ignacio Cuauhtémoc Paleta, el actual líder nacional de la CROM Rodolfo González Guzmán dijo que se debe pugnar por un mejor salario que ayude a la economía, aunado a que el trabajador tiene que pagar por su movilidad, por su alimentación y demás.

Insistió en decir que si el obrero o empleado trabaja horas extras, ese dinero lo absorben los impuestos que tiene que pagar por poder trabajar.

“El pagar impuestos está generando un serio impacto en la economía de las familias, el impuesto se come esas horas extra de la jornada laboral, entonces la situación se vuelve crítica para el trabajador”.

Mencionó que los 80.4 pesos que gana un trabajador no alcanza para nada, aunado a los impuestos que paga por laborar, por lo que manifestó que ese monto es insuficiente y no satisface la necesidad mínima de un jefe de familia, ni en lo material, educativo y cultural.

Señaló que el Gobierno hace los esfuerzos para salir adelante, pero no son los suficientes, “aún falta mucho por hacer, hay muchas cosas pendientes para el movimiento obrero, le falta aún más como por ejemplo, impulsar el sistema de pensiones que será en un futuro un problema serio para miles de mexicanos”.

Sobre el acto luctuoso frente a la recién remodelada tumba del ex dirigente nacional de la CROM originario del Estado de Puebla, pero vecino de Nogales Ignacio Cuauhtémoc Palare se dictaron discursos por parte del secretario del Interior Leonardo Contreras Cisneros y del hijo del homenajeado Amaury Cuauhtémoc García, y destacaron el legado del extinto líder en beneficio del sector obrero.

Aquí anunciaron que en el 2018 cumplirán como gremio su primer Centenario destacando la labor sindical de los trabajadores de la región de Orizaba donde surgieron los batallones rojos para consolidar el Gobierno Constituyente.

Se manifestó que la CROM seguirá siendo una central combativa, nacionalista y liberal, definiendo la ceremonia luctuosa como un acto digno donde ratifican la lucha por la defensa de los derechos de los trabajadores.