Agencia de noticias y periódico digital: golpepolitico.com

  • Hay 200 mil hectáreas siniestradas de maíz, piña, papaya y plátano, además se cuantifican afectaciones a plantaciones de café y caña de azúcar: Luis Gómez.

12 de septiembre de 2017.- Por las afectaciones que han sufrido los cultivos de la entidad veracruzana por el paso de los huracanes Franklin y Katia, en el centro del país y el área metropolitana existe una gran preocupación porque buena parte de la producción agrícola estatal se comercializa allí.

Esto lo aseguró Luis Gómez Garay, secretario general del Comité Ejecutivo Estatal de la Unión General Obrero Campesina Popular (UGOCP), quien dijo que de acuerdo al recuento preliminar de daños que se tienen se ha detectado que existen alrededor de 200 mil hectáreas las siniestradas, tan solo en los cultivos de maíz, piña, papaya y plátano.

En entrevista el dirigente agrario señaló que hay otros cultivos como café y la caña de azúcar, que representan una importante superficie cultivada, también han sido afectados, y de la cual en los próximos días se dará a conocer las cifras sobre el particular.

Indicó que las afectaciones son graves, luego del paso de estos fenómenos meteorológicos por la entidad veracruzana, y mencionó que en la zona centro norte del estado, en lo que corresponde los municipios de San Rafael y Tlapacoyan las plantaciones de plátano son las más afectadas.

En tanto, en el sur del estado, la piña y la papaya, son las que sufrieron los embates de la fuerza de los huracanes mencionados por su paso por el territorio estatal.

Subrayó que el estado de Veracruz es uno de los principales proveedores de diversos productos agrícolas del país y buena parte de esta demanda se comercializa y se consume en la propia Ciudad de México, por ello la preocupación que los daños hayan podido ocasionar al estado los fenómenos meteorológicos Franklin y Katia.

Finalmente, señaló que es evidente que los daños registrados perjudican a la población en general, por lo que se teme que esto provoque un encarecimiento de ciertos artículos de la canasta básica tas el paso de estos dos fenómenos climatológicos.