“Las situaciones de emergencia sacan lo mejor, pero también lo peor de las personas. Ahí está, por ejemplo, el caso de la gente que se robó la ayuda para los damnificados de Oaxaca, aprovechando la volcadura de un tráiler. O el caso del gobernador de Veracruz, quien aprovecha la ocasión para  promoverse de manera burda entre los afectados. O el mensaje de López Obrador, quien desde Cantabria, España, se toma una foto poco antes de comer calamares encebollados y dice que está muy preocupado. El tabasqueño está por  allá en busca de sus raíces, justo como en su tiempo lo hizo López Portillo. No es un caso menor. Detrás de esas acciones hay una verdadera tragedia que ha dejado casi cien muertos y miles de damnificados en Oaxaca y Chiapas.” Difunde “Pepe Grillo” en La Crónica de Hoy