A la cárcel deberían meter al conductor del camión que se volcó en Nogales, pero también sería idóneo que “entamben” a las personas que se robaron la comida para los damnificados de Juchitán, Oaxaca.