Una imagen, dice más que mil palabras… Politizar la entrega de despensas, no tiene ma…