Los metereólogos avizoran un huracán de categoría 5 en el Congreso de la Unión después del impasse que vivieron en la Cámara de Diputados durante siete días. Nos dicen que el Pleno, encabezado ahora por el priísta Jorge Carlos Ramírez Marín, ve el panorama muy difícil hacia los próximos días, semanas y hasta meses en la generación de acuerdos. Hay quien dice que lo único importante que sacarán los legisladores —y eso con altos costos— es el Paquete Económico 2018. Lo que de plano ya no ven condiciones para aprobar, es la Ley de Seguridad Interior, porque aunque la impulsa el PRI, el PAN y el PRD, no van con esta legislación, como han anticipado en declaraciones de los últimos meses. El Mando Mixto es otra minuta que ni el PRI ni el gobierno federal apoyan, entonces les deparan escenarios complicados, para los escasos acuerdos, y rayos y centellas para aquellos asuntos en los cuales no tienen la más mínima cercanía. Se lee en “Bajo Reserva de El Universal