mediotiempo.com

Estadio Olímpico Universitario, Ciudad de México – Nicolás Castillo le grita a todo mundo, se queja deJoffre y su incapacidad para retener la pelota; se queja de que los laterales no le mandan un buen centro, pero sobre todo, la estrella felina se hunde en su frustración al verse solo en el ataque y simplemente contempla en su soledad la desgracia que es Pumas.

Ese también es el claro ejemplo de la descomposición que vive Universidad, que ni con Sergio Egea puede cambiar el rumbo al perder por 0-2 como local ante Xolos y así sufrir su cuarta derrota consecutiva y sexta en ocho fechas del Apertura 2017.

Aunque el técnico interino ha intentado modificar cosas en el esquema universitario, como una línea de cinco, -que ni de casualidad pasaba con Palencia-, la defensa felina sigue sufriendo muchísimo atrás, porque el primer gol, al 50’, cayó precisamente por una equivocación.

Universidad perdió la pelota en medio campo, el argentino Damián Musto se la puso a placer a su compatriota Gustavo Bou, quien dejó entrar la bola y la conectó de derecha cruzado desde fuera del área, imposible para Saldivar.

A Egea no se le puede criticar que no modifique el esquema durante el juego, porque sacó a Joffre al medio tiempo y metió al canterano Brian Figueroa. Después del gol de Xolos, también metió al Avión Calderón por José Antonio García y le dio oportunidad al joven Alan Acosta en lugar del veterano Abraham González, pero los cambios simplemente son estériles en una escuadra que no encuentra el rumbo y que está sumida en una profunda crisis.

Ya en la absoluta desesperación y en la última jugada del partido, Saldivar se fue al ataque y dejó sin protección su portería. La defensa de Xolos rechazó y el Quick Mendoza, que entró de cambio, se llevó la pelota a pura velocidad y definió el segundo gol a total placer y como “Juan por su casa”; Marcelo Díaz mostró que los años ya le pesan y solo le vio el polvo.

Así, Universidad se hunde en su desgracia, no encuentra el camino y se quedó atorado en el abismo de la clasificación en el penúltimo lugar con apenas seis unidades, mientras que Xolos confirma que ya despertó en la liga al hilar su cuarta victoria consecutiva, llegar a 13 unidades y colocarse en los primeros sitios de la tabla.