Luego del tema del relleno sanitario y el “Golpismo Legislativo”, a los morenos les urgen buenos abogados. Por eso la soberbia no es buena consejera…