*El jefe de Gobierno de la Ciudad de México le manda un mensaje a La Máquina para que en la citada demarcación se construya su nuevo estadio

CIUDAD DE MÉXICO. 07 de septiembre de 2017.- Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, lanzó un llamado a la directiva de Cruz Azul para que se convenzan y sea en la delegación Iztapalapa en donde construyan su nuevo estadio.

Señaló que, en el Parque Cuitláhuac, se cuenta con 145 hectáreas que actualmente están subutilizadas, de las cuales 60 hectáreas serían destinadas para la edificación de la casa cementera, y en el resto dijo, la administración capitalina desarrollaría una ciudad deportiva en beneficio de los habitantes de la zona.

Mensaje para la gente de Cruz Azul: La gente de Iztapalapa dice que sí quiere el Estadio Azul, que sí quiere que se haga por allá, pues así que ahí para que tome nota el Cruz Azul… se hizo una consulta, estaba ahí toda la gente que nos acompañaba; estoy hablando de miles de personas que estaban ahí, de mucha gente que se ha manifestado en redes sociales también, consultas que está haciendo la Jefa Delegacional”, dijo el mandatario capitalino.

Mancera Espinosa señaló que en la demarcación situada al oriente de la capital están en marcha inversiones que superan los cinco mil millones de pesos y se espera que La Máquina acepte la propuesta de trasladar su recinto deportivo a esa zona.

“Mantener 145 hectáreas no es sencillo, sin embargo, si tú ya tienes esta inversión, que se está calculando en 150 millones de dólares, la inversión, solamente en la parte del estadio. Pero la parte del estadio no solamente es hacer una cancha de futbol y ponerle un edificio, es hacer canchas para los niños, es hacer escuela de futbol, es hacer interacción, es tener un lugar de desarrollo también para la comunidad”, comentó.

Mencionó que con la construcción del Estadio Azul habría una detonación económica muy importante en la delegación, en donde ya se construye un Museo Interactivo Infantil y está planificado realizar otra ciudad de los niños, como las que están en Cuicuilco y Santa Fe.