* Enrique Guzmán, Angélica María, César Costa y Palito Ortega encabezan el cartel de una serie de conciertos en el Auditorio Nacional, para celebrar todo un movimiento juvenil de los años 60

Crónica

Eran los años 50, cuando Estados Unidos se movía al ritmo de lo que llamaron rock and roll con exponentes como Elvis Presley y Bill Halley y sus cometas (Bill Halley & His Comets). Pronto, ese ritmo llegaría a tierras mexicanas y es curioso que los primeros músicos en dar el salto fueron los directores de orquesta que tocaban en los teatros de revista y cabaret. Y más curioso resulta aún que fue una vedette quien cantó el primer tema de rock and roll en México. En agosto de 1956, apenas un año después de su debut como bailarina en centros nocturnos, Gloria Ríos lanzó el tema “El relojito”, que era una versión en español del popular tema de ese momento “Rock Around the Clock”, de Bill Halley.

Esta mujer, quien estuvo casada con el cómico Adalberto Martínez Resortes, también se presentó en el centro nocturno Mar y Cel con la revista musical Del charlestón al rock and roll, además de un musical similar más en el Teatro Lírico, ha sido ignorada por la historia y no ha tenido el reconocimiento como la primer gran estrella del rock and roll aunque algunos han reconocido su influencia como “pionera”. Grabó “Hotel de los corazones rotos” y “El relojito”, en el primer disco de rock and roll, el 8 de agosto de 1956.

Algunos como José Negrete, pianista de Los Locos del Ritmo, agrupación formada en 1957, dijeron de ella: “La veíamos como una cantante de jazz que tenía mucho feeling, pero realmente no era rocanrolera (…) Ella fue quien empezó a usar el término rock and roll, pero en realidad interpretaba ciertas formas de jazz con swing. Por moda le decían rock a muchas cosas que no lo eran”, dijo.

Sin embargo, a ella se sumaron otras orquestas importantes de la época como las de Pablo Beltrán Ruiz o Juan García Esquivel, que empezaron a tener un repertorio con influencia cada vez más marcada hacia el fenómeno musical de ese momento, pues la orquesta del primero ese mismo 1956 lanzó el sencillo instrumental “Mexican rock and roll”, considerada la primera pieza original mexicana.

La música de Pablo Beltrán Ruiz sirvió de fondo a varias películas entre las que destacan: México nunca duerme (1958) de Alejandro Galindo; Su Excelencia (1966) de Mario Moreno CantinflasPaso a la juventud(1957) con Tin Tan y, Escuela de vagabundos (1954) con Pedro Infante y Miroslava.

De ese año data la primera camada de grupos, conformada entre otros por Los Black Jeans, Los Camisas Negras (que fue la primera banda en editar un disco), Pepe y sus Locos (que posteriormente pasarían a llamarse Los Locos del Ritmo y Los Teen Tops, agrupación liderada vocalmente por Enrique Guzmán.

A finales de la década Los Black Jeans (donde cantaba César Costa) editaron como sencillo “El tigre” en la compañía Peerless, que sonó con regularidad en la radio y fue el detonador en todo el país. Con sólo unos meses de diferencia, Johnny Laboriel y su banda Los Rebeldes del Rock con el respaldo de la compañía Dimsa, se convirtieron en el primer grupo mexicano que editó un álbum completo, el homónimo Los Rebeldes del Rock en abril de 1960, cuyo sencillo “Hiedra venenosa” alcanzó una gran popularidad en la radio.

La invasión de la nueva música no sólo se desarrolló en la capital del país sino también en otros rincones del país en donde surgieron agrupaciones importantes: de Cuernavaca Los Chicos del Rock; de Puebla, Los Blue Jeans y Los Demonios del Rock; de Tijuana, Los TJ’s; de Monterrey, Los Rockets; de Guadalajara, Los Frenéticos; de Orizaba, los Silver Rockets; y de Ciudad Juárez, Los Blue Angels y Los Coopers.

La agrupación más destacada de los años 60 fue Los Teen Tops. La formaron en 1959 tres jóvenes amigos que se conocieron en el Club Deportivo Chapultepec, Jesus Tuti Martínez (requinto), su hermano Armando ManyMartínez (batería y canto, autor de la mayoría de las letras del grupo) y Enrique Guzmán (bajo). A ellos se sumó Sergio Martel (piano), que venía de integrar el dúo Los Espontáneos. Cantaban en inglés y obtuvieron cierto éxito, lo que les brindó la oportunidad de realizar una prueba en una radio.

Justo el día fijado Many Martínez se enfermó de la garganta, por lo que le tocó cantar a Enrique Guzmán, con tan buen desempeño que quedó confirmado como vocalista, incorporándose como bajista Rogelio Tenorio. Para completar los cambios, el grupo comenzó a interpretar temas en español.

Su primer LP salió a la venta en 1960 con notable suceso, convirtiéndose en un verdadero clásico de la historia del Rock n’ Roll de habla hispana. “El Rock de la cárcel” y “La plaga” siguen siendo auténticos himnos del género. Poco después falleció Rogelio Tenorio y el grupo continuó como cuarteto. Su segundo LP tuvo tan buena acogida como el primero, con otro éxito plenamente vigente como “Popotitos”.

Por decisión de la compañía grabadora, Enrique Guzmán se alejó del grupo para iniciar su exitosa carrera solista, y con él surgieron otros solistas de aquellas primeras bandas. César Costa salió de Los Camisas Negras; Julissa dejó a Los Spitfires y Ricardo Roca a Los Hooligans, por mencionar algunos.

A principios de la década de los 60, el rock es tomado por la juventud de la clase media mexicana como una moda, lo cual les gana el apoyo de la radio y televisión y así nace el primer gran movimiento de rock en castellano como un fenómeno pop mediático creado por los medios de comunicación, mismos que años más tarde al convertirse en una contracultura, irónicamente le cierran las puertas.

Angélica María fue de las pocas mujeres que tuvieron éxito en la época. Angélica María Hartman vivió en los escenarios desde muy pequeña debido a que su padre era músico. Comenzó a actuar en cine desde muy pequeña al lado de figuras como Pedro Infante. Ya en los 60 comenzó a grabar sus primeros discos y los medios comenzaron a llamarla “La novia de México”. Fue Armando Manzanero quien le presentó los primero sencillos que grabó. Cuando llegaron los 70 evolucionó hacia la música romántica en la que se ha mantenido desde ese momento.

César Costa, Angélica María, Enrique Guzmán y Palito Ortega alistan una serie de conciertos en el Auditorio Nacional bajo el nombre de La Caravana del Rock And Roll, los días 25, 26 y 27 de agosto, en el que también participarán otros como Roberto Jordán, Los Teen Tops y Los Socios del Ritmo, “cuando éramos jovencitos hicimos las giras de la Caravana Corona, con la que aprendimos lo que era un escenario (…) Es muy bonito ver cómo ese amor al escenario ha traspasado de abuelos a padres y de padres a hijos”, comentó Angélica María, en breve entrevista.

De 1956 hasta 1967 los grupos o artistas que representaron al movimiento del rock fueron más moderadores de lo establecido a íconos que llamaran a la rebeldía, pues sería un año después y con el movimientos estudiantil del 1968 donde los jóvenes incursionaron en su propia música, en la medida que ellos tocaban la música que querían escuchar. “Este movimiento del rock lo iniciamos nosotros y eso perdura”, dijo César Costa, en entrevista con Crónica.