Después de subir a redes sociales una imagen algo borrosa de una vía rápida en Nuevo León, y advertir de los riesgos del clima, el gobernador Jaime Rodríguez El Bronco, fue criticado por el internauta Miguel Ramírez, quien le reclamó: “Cómprese una cámara más chida, mi góber; tanto que roba y no tiene para un pinche iPhone!”, a lo que el mandatario rápidamente escribió: “La foto me la pasaron, compadre, dime, qué me he robado”. El crítico, arrepentido, simplemente respondió: “Se robó mi corazón, al ganar las elecciones… Lo quiero”. Lo cierto es que El Bronco sigue dando tumbos: a unos días del inicio de clases, no sabe cuántos de los 56 mil trabajadores de la SEP en su estado realmente dan clases. No cabe duda: en la red, la vida es más sabrosa. Publica “Frentes Políticos” de Excélsior