CRONICA.COM.MX

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declinó en su proyecto inicial de construir un muro a lo largo de la frontera común con México, y ahora considera que bastará con erigir una barrera física de entre (700 a 900 millas) mil 226 a mil 448 kilómetros, de los más de 3 mil 218 kilómetros que separan a ambos países.

“Es una frontera de 2 mil millas, pero no es necesario tener 2 mil millas de muro, porque tenemos muchas barreras naturales”, dijo Trump en unas declaraciones a la prensa el miércoles en el Air Force One y cuya difusión autorizó ayer la Casa Blanca.

“Hay montañas, hay algunos ríos que son violentos y crueles. Hay áreas que están tan lejos que realmente no hay gente que cruce. Así que no hace falta eso, pero sí harán falta entre mil 226 a mil 448 kilómetros”, agregó el mandatario.

Trump también aseguró que “no bromeaba” cuando, a finales de junio pasado, propuso que el muro esté cubierto de paneles solares para rebajar la factura que, según él, debería pagar México para sufragar los costos de construcción de la barrera física, algo que México rechaza.

EVALUACIÓN. “Hay una posibilidad de que podamos construir un muro solar. Tenemos compañías importantes que lo están estudiando. No hay ningún lugar mejor para la energía solar que la frontera con México, la frontera sur. Y hay una muy buena posibilidad de que podamos hacer un muro solar, que además luciría bien”, aseguró Trump.

El mandatario aseguró que también será necesario dotar al muro de “transparencia”, para que “se pueda ver a través de él”, por lo que “podría ser un muro de acero con rendijas”.

“Les daré un ejemplo: por horrible que suene, cuando tiran grandes sacos de drogas y hay gente en el otro lado del muro, no los ves, y te pueden dar en la cabeza con 27 kilogramos. (Tu vida) se habría acabado. Así que por muy loco que suene, necesitamos transparencia en ese muro”, agregó.

Trump dijo que ya hay “diseños increíbles” que se analizan para erigir la barrera física, y agregó que, en cierto sentido, ya se empezó a construir porque “se está reparando parte” de la verja que ya existe en parte de la frontera sur.

PRECIPICIOS. “Así que, en verdad, ya hemos comenzado con el muro “, aseveró el mandatario, quien habló con la prensa “off the record”, pero después pidió que sus declaraciones pudieran utilizarse, por lo que fueron difundidas ayer por la Casa Blanca.

En junio pasado, el subdirector en funciones de la Patrulla Fronteriza de EU, Ronald Vitiello, adelantó que el gobierno detectó 209 kilómetros en los que no iba a construirse el muro, debido a la existencia de fronteras naturales, como ríos o precipicios.

En concreto, el gobierno de EU no se plantea erigir un muro en parte del Río Bravo, uno de los mayores puntos de cruce de inmigrantes, y tampoco en el Parque Nacional Big Bend, ubicado en el suroeste de Texas y por donde es muy difícil cruzar.

En marzo, el Ejecutivo abrió a concurso público la construcción del muro para que las empresas presenten sus proyectos.

Está previsto que, antes del final del verano, en un área de San Diego, en California, varias empresas comiencen a construir sus prototipos del muro; y una vez elegida la empresa ganadora con su proyecto, la construcción de la barrera fronteriza comenzará a levantarse en la primavera de 2018, dijo en junio pasado la jefa de la patrulla fronteriza, Carla Provost.