¿Y el joven Castro Pola trabaja en Palacio Legislativo y cubre su plaza de tiempo completo en la dirección de enseñanza media? ¿Sí cumple o le siguen echando la mano sus amigos influyentes? Para tener la lengua larga, hay que tener la cola corta… poco a poco iremos deshojando la margarita. Tan, tan…