Agencia de noticias y periódico digital: golpepolitico.com

Xalapa, Ver., 18 de mayo del 2017.- El número de defunciones por los atropellamientos en los últimos días en Xalapa va en incremento por lo que la autoridad está alerta y en alarma reveló el secretario técnico del Consejo Estatal para Prevenir Accidentes (COEPRA), Pedro Múzquiz Peña.

Y es que precisó que aunque en 2012 se reportaron 10 defunciones por estos accidentes, en los cinco meses de 2017 ya van seis, y se prevé que esa cifra se incremente aún más.

Precisó que la mitad de las víctimas son personas mayores de 60 años, por lo que la población más vulnerable son los niños menores de 10 años y las personas de la tercera edad. Los primeros, dijo, porque no dimensionan el riesgo, y en el caso de los mayores de 60 debido a que sus movimientos y reacciones son más lentos.

“Estamos un poco alarmados en el Secretariado Técnico porque en el 2012, por ejemplo, hubo 10 defunciones por atropellamiento, en 2013 ocho, en 2014 nueve y en el 2017 en lo que va del año ya llevamos seis, por eso hay cierta alarma. De estas seis muertes, tres son de personas mayores de 60 años, eso lo tenemos perfectamente medido, las personas más susceptibles de morir atropelladas son niños menores de 10 años o personas mayores de 60”.

FOTO: ARCHIVO.

Señaló que el 30 por ciento de atropellamientos ocurren a 300 metros de distancia de un puente peatonal, lo que significa que la población sigue sin hacer uso de éstos.
De ahí, destacó, la importancia de caminar por la banqueta, cruzar las calles en la esquina o en los pasos peatonales, y usar los puentes.

“Hay tres medidas básicas para la seguridad peatonal: uno, que caminemos por la banqueta, no hay argumentos de que si está un carro subido, hay un poste, un perro, un puesto de periódicos, denle la vuelta e inmediatamente suban a la banqueta; dos, hay que cruzar por las esquinas y particularmente si hay cruce peatonal y buscando la mirada del conductor, que te vea y vea que vas a pasar y finalmente utilizar los puentes peatonales”.

El funcionario estatal refirió que los atropellamientos son responsabilidad tanto del conductor como de los peatones, puesto que generalmente son resultado de una combinación de irresponsabilidades al superar la velocidad recomendada y las malas decisiones de cruzar calles o avenidas en espacios prohibidos o momentos inapropiados.