Con una sanción en puerta de 5.5 millones de pesos contra su partido, el representante de Morena ante el Consejo General del INE, Horacio Duarte, se quejó de la excesiva fiscalización de la autoridad electoral, que hasta las “tortas de tamal” le contabiliza en sus gastos de campaña. No obstante, al parecer, ese es un problema que tienen todos los partidos. Sin embargo, según presume el INE, en el caso de la precampaña de la candidata de Morena al gobierno del Edomex, Delfina Gómez, la aspirante olvidó reportar algo más que unas tortas de tamal, se habla de 580 anuncios espectaculares, es decir el equivalente a miles y miles de guajolotas. Publica “Bajo Reserva” de El Universal