cronica.com.mx

Se trata de la generación distribuida, una nueva modalidad derivada de la reforma eléctrica, que permite que las personas generen su propia electricidad en sus hogares mediante paneles solares, lo que les permitirá reducir hasta en 70 por ciento el costo de su recibo de luz tradicional, y el excedente de electricidad que no usen, podrán venderlo al gobierno federal.

Para instalar paneles solares las familias requerirán una inversión de entre 70 mil y 120 mil pesos, los cuales podrán recuperarse en 4 años, además de que el sistema de paneles tiene una vida útil de 20 años, de acuerdo con datos del gobierno federal. Este sistema permite que las casas generen la luz que consumen durante el día y por la noche consumirán energía de la CFE, reduciendo hasta en 70 por ciento su costo de luz tradicional. Una casa convencional requiere entre 4 y 7 paneles solares.

La generación de electricidad mediante paneles solares, es ideal para aquellos hogares que pagan arriba de 2 mil 500 pesos cada mes en su recibo de electricidad, a las personas que pagan dichas cantidades se les clasifica como consumidores de la tarifa de uso doméstico de alto consumo (tarifa DAC), que es una tarifa de electricidad que no tiene el subsidio que tienen los consumidores residenciales de bajo consumo.

“Si pagas más de esos 2 mil 500 pesos al mes, entonces tiene sentido instalar paneles solares, pero si pagas 400 pesos, por ejemplo, entonces no hace mucho sentido porque tu tarifa es baja y está subsidiada”, explicó en entrevista Roberto Capuano, coordinador del Comité de Generación Distribuida de la Asociación Mexicana de Energía Solar Fotovoltaica (Asolmex).

Sin divorciarse de la CFE. Las casas que generen electricidad no se independizarán totalmente de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), pero dependerán menos del servicio que da la empresa productiva del Estado, pues durante el día podrán consumir la energía generada por el sistema de paneles solares, pero por la noche utilizarán la electricidad de la comisión.

“La CFE complementa la energía del sistema de paneles solares”, detalló Capuano. Este esquema permite reducir hasta en 70 por ciento el costo del recibo de luz tradicional. Así, si un hogar paga 2 mil 500 pesos mensuales de luz bajo el esquema tradicional, con la instalación de paneles solares pagaría 750 pesos.

“Sabemos de casos en donde usuarios que pagaban 3 mil pesos mensuales y con los paneles pagan 100 pesos en el recibo de luz. Hay casos en donde la reducción del costo del recibo tradicional llega al 90 por ciento”, comentó el directivo.

Ganar-Ganar. El esquema de generación distribuida puede considerarse como un sistema de ganar-ganar, pues si bien la CFE recibirá menos ingresos provenientes del recibo de luz, la paraestatal también podrá comprar el excedente de energía que se genere en los hogares y comercializarla.

Una casa tiene un requerimiento límite de 50 Kilowatts de energía: “Los paneles te permiten tener esa capacidad, pero difícilmente una casa consume toda esa energía, entonces es seguro que tendrás un excedente”, dijo el directivo de Asolmex.

La energía generada en los paneles solares que no sea consumida por los hogares, no se almacenará, sino que se regresará a la red eléctrica de la CFE y se contabilizará a favor del usuario.

Esto quiere decir que si un usuario genera 100 unidades de energía y consume 80, puede recibir un pago por esas 20 unidades que está regresando a la red eléctrica. “En caso de que sobre energía, en vez de que se pierda, la CFE está obligada a comprarla; entonces no se pierde ni una unidad de energía”, dijo Capuano.

Inversiones. Luego de que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) publicó recientemente nuevas reglas para regular la venta de sistemas de generación distribuida, se espera un crecimiento potencial en este negocio, pues ello permitirá aumentar de 21 mil 800 usuarios que actualmente generan electricidad mediante paneles solares, a 155 mil para el año 2020, un incremento de más de 500 por ciento, de acuerdo con estimaciones de la Asolmex.

La propia CRE estima que en los próximos cinco años la capacidad instalada de generación de electricidad mediante paneles solares será de 3 Gigawatts de potencia, lo que representará una inversión de hasta 3 mil millones de dólares.

Hasta ahora, la mayoría de los usuarios que generaban energía mediante paneles solares, eran principalmente las industrias y los centros comerciales, pero con la publicación de dicha regulación se espera que este esquema permee en los hogares residenciales.

A partir de las nuevas reglas habrá tres mejoras importantes frente al esquema existente: Primero, la CRE fortalece el esquema actual de Medición Neta al permitir que los excedentes de energía se puedan vender, ya que, anteriormente, después de 12 meses se perdía la energía acumulada en la red eléctrica. Ahora, con los cambios, después de un año la energía sobrante será pagada por la CFE.

En segundo término, se abre la oportunidad de que los usuarios residenciales, comerciales e industriales, con demandas menores a 500 kw, además de consumir su propia energía solar, puedan también venderla a la comisión, de manera que si los usuarios generan más energía eléctrica de la que utilizan recibirán anualmente un pago por la energía que inyectaron a la red eléctrica.

La Secretaría de Energía (Sener) estima que la participación de las energías limpias en la generación de electricidad será de 30 por ciento para 2021.