• En medio de la Sierra Madre Oriental, la paraestatal surte a 72 tiendas comunitarias con 340 toneladas mensuales de alimento

Ciudad de México., a 20 de marzo de 2017.- La estratégica ubicación del almacén Los Llanos, situado entre Coahuila y Nuevo León, permite abastecer sin demora a los habitantes con mayor grado de vulnerabilidad de ambos estados, a los que mensualmente surte 340 toneladas de alimento y granos básicos, al representar la única opción de abasto, informó el subgerente de la Unidad Operativa Torreón, Hugo Durán Saucedo.

Esta bodega que la paraestatal conserva en medio de la Sierra Madre Oriental es la responsable de que los comestibles de la canasta básica y productos de limpieza y aseo personal no falten entre las comunidades del norte del país que, por encontrarse en su periferia, le corresponde atender.

“Supervisores, choferes e integrantes de los Comités de Abasto están en constante comunicación para suministrar los productos que realmente demanda la población, a la que siempre llega el abasto a tiempo”, afirmó el funcionario coahuilense. “De no ser así, los habitantes tendrían que desplazarse sorteando largas caminatas y el frío de la Sierra Madre para ir en búsqueda de comida”, añadió.

Los municipios de Galeana y Arteaga, en Coahuila, así como Rayones, Villa de García y Villa de Santiago, en Nuevo León, son atendidos por el almacén Los Llanos. En esa zona hay 72 tiendas comunitarias establecidas y en 50 por ciento de ellas, la presencia de la distribuidora es la única vía para que llegue el abasto.

El funcionario explicó que la mayoría de los caminos son de terracería y dificulta el paso de los vehículos de carga, como sucede frecuentemente en la comunidad Las Trancas, donde los choferes tienen que sacar toda su experiencia para evitar accidentes y asegurar que el alimento sea abastecido en excelentes condiciones. Los choferes deben recorrer 50 kilómetros en carretera y 315 más por veredas. Otro punto complicado es Sabanillas, donde los choferes deben conducir 45 kilómetros en pavimento y 280 más en terrenos irregulares.

“En invierno, la nieve complica el paso de los camiones de 8 y 16 toneladas; igual sucede en temporada de lluvias”, explicó el funcionario. Los camiones van cargados de maíz, frijol y arroz, otros productos de la canasta básica y artículos de limpieza y aseo personal, todo lo que la población necesita.

Por su parte, la subjefa administrativa, Francis Lizcano Limón, señaló que “más de 50 por ciento de las tiendas que suministra la paraestatal están consideradas de alta marginación. Así pasa en la localidad Las Vigas que también surte a las poblaciones coahuilenses Las Copetonas, Cañón de la Roja y El Paraíso, donde los habitantes se dedican principalmente a la elaboración de dulces en almíbar y cajeta de membrillo”.

En Coahuila, Diconsa lleva alimentos con alto valor nutricional a más de 900 tiendas comunitarias y 10 tiendas móviles. Para ello utiliza un almacén central y 10 rurales ubicados estratégicamente en zonas aisladas de la entidad.