eluniversal.com.mx

Hasta 80% del agua que se utiliza en el mundo cotidianamente, regresa a los ecosistemas sin ningún tipo de tratamiento. Esta es una de las más graves muestras de desperdicio del recurso y contaminación del medio al que se reintegra. Bajo esta premisa, la Organización para las Naciones Unidas (ONU), decidió utilizar a las aguas residuales como tema central durante el marco del Día Mundial del Agua que se celebrará el 22 de marzo.

Con el lema: Aguas residuales, ¿por qué desperdiciar agua?, la ONU busca subrayar el objetivo 6.3 de Desarrollo Sostenible (SDG) que plantea reducir a la mitad el porcentaje de aguas residuales no tratadas y aumentar sustancialmente la reutilización del agua, pues en la actualidad más de 663 millones de personas en el mundo viven sin un suministro hídrico cerca de su casa. Más del 75% de las enfermedades infecciosas y parasitarias gastrointestinales, así como una tercera parte de las defunciones causadas por éstas, se deben al consumo de agua insalubre. Pero además de evitar problemas sanitarios, el tratamiento adecuado del agua también brinda otros beneficios, como la obtención de nutrientes y otros materiales recuperables, e incluso la posibilidad de convertirse en una fuente sostenible de energía.