350 millones de pesos transfirió el “hígado” de Juan Manuel del Castillo a empresas estadounidense que se presume son de su propiedad, sí, ¡350 millones de pesos! ¿Los obtuvo con el sudor de su frente? No, el ex secretario, amigo y cómplice de Javier Duarte seguramente se los robó cuando estuvo como funcionario en SEFIPLAN. Pero como sólo Veracruz es bello: hoy hasta tiene fuero. ¡Sea por Dios y venga más!