Si se aprueba la reestructuración de la deuda, ahora sí Miguel Ángel Yunes Linares no tendrá pretextos para despegar su gobierno. Que sea por el bien de Veracruz.